El tabique nasal está compuesto de varias partes: La parte anterior está compuesta del cartílago cuadrangular y la parte posterior de hueso.

La desviación del tabique nasal es una de las enfermedades de la nariz encontradas más frecuentemente. Consiste en una desviación, ya sea de la parte ósea o cartilaginosa. Una desviación septal puede estar presente desde el nacimiento por algún trauma a través del canal del parto. Sin embargo, las causas mas frecuentes son: traumatismo nasal o sobre crecimiento del cartílago con subsecuente desviación del mismo hacia algún lado.

El síntoma principal es obstrucción nasal en el lado donde se encuentra la desviación. Otros síntomas pueden ser: sangrados de nariz frecuentes, dolor de cabeza u obstrucción nasal en el lado contrario a la desviación. No todas las desviaciones producen obstrucción nasal. Desviaciones anteriores tienden a producir un mayor grado de obstrucción que las desviaciones que se encuentran en el área posterior de la nariz.

El tratamiento consiste en realizar una cirugía llamada Septoplastia y solo se debe de operar aquel paciente que presenta una desviación y tiene síntomas obstructivos.